Páginas vistas en total

11 de octubre de 2006

El caso Slevin





¡Qué agradable sorpresa tuve la otra noche! A la increíble felicidad que destilaba un servidor por ver por segunda vez a los inconmensurables Radio Birdman, en forma todavía los muy cabrones, al entusiasmo por haberme hecho por segunda vez con el codiciado Set List del bolo (vamos, el puto papel donde el grupo apunta las canciones que van a tocar) se unió el tremendo gozo de reencontrarme con dos viejos colegas que hacía tiempo que no veía, con los cuales inicié un alcohólico periplo por varios garitos de la ciudad, entre chanzas y chirigotas (vamos, que no me acuerdo de una puta mierda). Pero esto no fué todo, estimados marmolillos, aquella noche Fortuna estaba conmigo, y resulta que en la figura de mi estimadísimo Jose encontré, a la par que el amigo de siempre....¡¡¡¡¡AL ÚNICO LECTOR DE "LA MUERTE PELÁ"!!!!! Sí, hipotéticos amigos, el amiguete había leído mi blog, lo cual me llenó de un indisimulado orgullo que casi me hace volcar encima la enésima cerveza de la noche. Y me demostró que lo había leído mediante la cita de varias películas que se comentaban en estas sabias páginas digitales. Además, el inmarcesible Pepe me hizo una crítica positiva, hala, con dos cojones. Me dijo: "Tío, ¿por qué siempre escribes sobre películas que no te gustan?". El comentario me hizo reflexionar, y dará pie a otro magistral artículo en este blog, pero por complacer a mi único lector (vamos, que a mi único lector creo que hasta le comería el rabo de canto, jejeje) pues hoy voy a hablaros de una peli que me entusiasmó. Y ésta es, ni más ni menos, "El caso Slevin" (os pongo uno de los varios enlaces que hay por Internet, evidentemente os podéis buscar la vida para encontrar más información, de nada, chatos), dirigida por Paul McGuigan y protagonizada por el guaperas de Josh Hartnett, la chinita-poca-cosa-pero-con-pinta-de-vicio-total de Lucy Liu, Ben Kingsley, Morgan Freeman, Bruce Willis, etc, etc, etc. División de opiniones en la gradería, unos pitos, otros orejas, y las más el rabo del protagonista (jajaja, toma chiste espontáneo), que es un chico guapete que las va a poner a todas vissiossssas total y que se pasa la primera mitad de la película ¿vistiendo? una sucinta toalla que deja ver un cuerpo modelado de efebo que te imaginas sudoroso y tenso y que.... esto, bueno, perdón, que el chaval está buenorro, y además da el pego en la peli. Los demás, también bien, mención especial para Morgan Freeman y para Bruce "Cara Cartón" Willis, en uno de sus papeles inexpresivos que a buen seguro le valdría un puesto meritorio en un certamen de estatuas humanas. Pues eso, que división de opiniones, unos la ensalzan, otros dicen que se queda a medio camino, otros que recurre a recursos muy trillados, otros que el final se ve venir.
La pinícula está en la onda de "Sospechosos habituales", vamos,
una de hacerse de la picha un lío y especular sobre lo que está pasando hasta el final. Servidor cree que está bien resuelta, que los actores están muy bien (sorprendente el protagonista con sus vaciladas y quedadas con los gángsteres) y que le sobran diálogos con pretensión tarantiniana en los que los protagonistas desvarían que da gusto hasta acabar confortablemente instalados en los cerros de Úbeda. Y estoy muy contento, porque alguien que se pierde con la trama de "Piratas del Caribe" al final se entera de casi todo y se pasa los últimos cinco minutos diciendo ¡Aaahhhha, ahhahahhaaaahhhh! como el gilipollas que es. Altamente recomendable, a mi me ha parecido inteligente, divertida y una pequeña gema entre tanta tontería que se está cascando uno últimamente. Pues eso, Pepe, que va por ti, pero no tengo más remedio que, en el próximo artículo, comentar uno de los inconmesurables bodrios protagonizados por mi admiradísimo "Santo, el enmascarado de plata". Y es que uno es friki por vocación y no lo puede evitar. Saludos, amigos, y no olvidéis supervitaminaros y supermineralizaros.


Ésta foto no tiene nada que ver con la película, pero, ¿a que estoy guapo en esta foto? ¡Regalo para pedófilos compulsivos de parte de "La Muerte Pelá"!

2 comentarios:

  1. probando probando

    ResponderEliminar
  2. GAÑAAAAAAAAAAAAAN, agradecido quedo de tu dedicatoria, sabía que a lo largo de todo este tiempo, la dedicación de toda una vida a leer los mensajes secretos que se ocultan tras esa prosa aparentemente dichararachera, tendría al final una recompensa y nada mas y nada menos que del propio autor. Mi vida cambió y desde aquí rompo una lanza en favor de este gran visionario desconocido por el mundo entero.Un grandioso abrazo y besos donde más te gustan. Eso si, un artículo sobre alguna película toston de cine de autor, con todo tipo de chanzas y chascarrillos varios.Que vaya bien, nos vemos.

    ResponderEliminar