Páginas vistas en total

1 de agosto de 2006

Los Mánagers


Aunque no me gusta perder el tiempo comentando películas que no me han gustado, siento que, como los Blues Brothers, ahora mismo estoy en una misión divina, una especie de apostolado para desaconsejar fervorosamente el visionado de este bodrio de película, de este desperdicio de celuloide, de este surtido de sandeces y despropósitos que se ha dado en titular "Los Managers", una absoluta basura de la que no se salvan (y me duele en el alma decirlo)ni la aparición de mis ídolos Lauren Postigo, Sancho Gracia y María Jiménez (aunque haría una excepción en el caso del gran Sancho Gracia, que los dioses le conserven la salud). Si tuviera que elegir el mejor momento de la película creo que optaría por el momento en el que se desconecta el reproductor de DVD (bueno, en mi caso un disco duro externo Zaapa de 300 gigas con conexión a la tele, una buena inversión, aunque con un ventilador un tanto ruidoso),ese momento mágico de la noche en el que finalizó una de las peores películas que he visto en mi puta vida (y, creedme, he visto mucha, pero que mucha bazofia). Las interpretaciones son de ejecución inmediata, el ¿carisma?, ¿química?, ¿comicidad? de los managers es absolutamente inexistente, solamente superada por la ineptitud interpretativa a todos los niveles de la pareja de ¿artistas? a lo estopa que ¿interpretan? el Fran Perea y el otro subnormal. Bodriazo de humor "enrrollao", con sus porritos, sus greñitas a lo Melendi, su fusión patipatuprimo, sus pasos espasmódicos de rap (qué buena oportunidad cuando un rapero comienza a moverse así para endiñarle una buena patada en los cojones), es un claro ejemplo de cuánto daño hizo "Airbag", cuyo éxito siguen persiguiendo a toda costa una caterva de ineptos sin la menor aptitud para el cine, como el amigo Fernando Guillén Cuervo, que en esta lamentable película hace gala de una incapacidad total para hacer reír, y lo que es peor, ni siquiera para hacer llorar, puesto que la visión de tal bazofia me provocó un estado hipnótico, una especie de estupor mesmérico, la mirada perdida y la boca abierta, babeante, del que solamente conseguí salir cuando finalizó esta porquería fílmica. En fin, otro truñazo con pretensiones de "road movie" cachondona en la inexistente estela de la citada "Airbag" con unos ¿cantantes? que más que al ritmo mueven a machacarles el careto a puñetazos (patético el Fran Perea, lamentable su adláter), que ni siquiera tendrá trascendencia como futuro hit del frikismo fílmico, muy por debajo de las más ratoniles filmaciones de Los Hermanos Calatrava o Los Morancos. Dejo una foto porque es gratis y para que ilustre, pero es que incluso viéndola me pongo de mala ostia. ¡Que no vayáis a verla, joder, que es mu mala!En fin, vamos a echar una birrilla que me pongo enfelmo de los nervios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario