Páginas vistas en total

29 de septiembre de 2012

La prisión.

La mujer, asfixiada bajo la basta tela, se paró frente la estación de policía para recuperar el resuello. Su hijo se paró a su lado. La mujer vio el pequeño ventanuco del calabozo. Dos barrotes lo cruzaban. El prisionero tenía cuatro porciones de dos palmos cuadrados de cielo azul para mirar. Se le escapó un gemido. 
-¿Te da pena el preso, mamá? 
Miró al niño a través de los cientos de minúsculos cuadritos del burka. 
-Sí, hijo, mucha. 
No se atrevió a decirle que no era pena. Era... envidia



14 comentarios:

  1. Hay momentos en los que me metería voluntaria debajo de un burka...esos momentos.
    Muy bueno,me ha hecho reflexionar.

    ResponderEliminar
  2. Un burka es la prisión más salvaje a la que se puede condenar a nadie. Es la muerte en vida, y no es disculpable ni con tradiciones ni con zarandajas. Me alegra que te haya hecho reflexionar. Gracias por leer. Al final te voy a nombrar visitante honoraria del blog, jajaja, me lo estás animando tela. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Anónimo7:53 p. m.

    A mi me da que pensar el niño...desde que lado mirará él su trozo de cielo?

    ResponderEliminar
  4. Anónimo7:53 p. m.

    A mi me da que pensar el niño...desde que lado mirará él su trozo de cielo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vaya, interesante reflexión. Afortunadamente, los niños afganos no tienen que soportar esa maldición sobre ellos. Sólo la del fanatismo religioso, que no es poca cosa. Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  5. El burka es una cárcel sin salida. Presas del machismo. Hasta cuándo?

    ResponderEliminar
  6. Primero decirte que me ha gustado mucho este post, tu estilo escribiendo y tu blog en general. Quiero aprovechar para felicitarte por aquí por el 2º premio de microrelatos Novela Negra, puesto que no tengo facebook y de momento no puedo hacerlo en la propia página. Añadir también que, aunque me gusta el ganador, sinceramente prefiero el tuyo como primer premio, y que ya te felicitaré en el blog del certamen también cuando me sea posible.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Muchas gracias, Son. Me encanta que te guste el blog y también mis relatillos. Estás en tu casa. La verdad es que, después de la pequeña decepción de no haber ganado, estoy contento, haber quedado segundo no está mal, y encima me ahorro comprar el libro recopilatorio de los finalistas, por el que siempre me tocaba "aflojar la mosca", jajaja. Gracias de nuevo, un saludo.

    ResponderEliminar
  8. Felicidades Hank, por el blog, y por el premio en el certamen de Novela Negra, me encantó ese relato.

    Un placer leerte, como siempre.

    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias, me alegra mucho que te guste. Y gracias por leer también el relato del concurso, la verdad es que me divertí mucho escribiéndolo. Lástima de poquito que me ha quedado para ganar, jajaja. Un saludo.

      Eliminar
    2. Pues sí, más lejos me quedé yo que tendré que comprarme el libro para tener mi relato, je je, pero solo puede ganar uno. Bueno, dos un poco en este caso.

      Por cierto, no quería dejar de decirtelo, un detallazo ponerte la foto de miliki. Enorme.

      Un saludo

      Eliminar
    3. Jajaja, bueno, si te sirve de consuelo yo llevo ya unos cuantos, éste es el primero en el que me ahorro la pasta. Entre nosotros, casi que hubiera preferido ser finalista a secas y no este segundo puesto que me sabe a "casi, casi", jajaja. En fin, seguiremos intentándolo, a ver si suena la flauta algún día. Hay más concursos... Leeré con atención tu relato, lo de Miliki, bueno, me ha tocado muy hondo, cosas de la infancia y tal... Un saludo

      Eliminar
    4. Sí, yo tengo también una pequeña colección de "colaboraciones" de estas, je je.

      Si quieres leer mi relato lo puedes hacer también aquí.

      http://arktos-themis.blogspot.com.es/2012/11/tradiciones.html

      Un saludo.

      Eliminar