Páginas vistas en total

9 de febrero de 2011

El hombre más pequeño del mundo

El hombre más pequeño del mundo coincidió en un estudio de televisión con la mujer más grande del mundo, y se enamoró perdidamente de aquella enorme mujer. Cuando ella lo cogió delicadamente por las axilas y lo levantó como a un muñequito, él la miró embobado, su pequeña carita arrobada de pasión. Fue en ese momento cuando murió. No lo llegó a matar el desdén de la gigantesca mujer. Fue una risa, con un impulso asesino, que surgió de entre el público y se clavó en su pequeña espalda.

3 comentarios:

  1. Seguro que era la risa de Belén Esteban, yo de esa me espero cualquier cosa

    ResponderEliminar
  2. Tampoco hay que ser tan cruel, jajaja.

    ResponderEliminar