Páginas vistas en total

31 de octubre de 2009

Henos aquí de Pravia...

Bien, pues tras un breve paréntesis de, más o menos, un año y pico (y me temo que el pico es bastante extenso) aquí está de nuevo vuestro buen vecino y seguro servidor Hank66. Ha sido un año peculiar. Físicamente lo comencé bastante jodido, en Octubre de 2008 me operaron de nuevo, tras casi una más de una década de toquetearme la pierna derecha (quirúrgicamente, se entiende). 2008 acabó mal y 2009 no empezó mucho mejor. Solamente una buena noticia: por fin, tras más de 30 años escribiendo chorradas, alguien consideró que un texto mío tenía el suficiente interés como para publicarlo en un diario y, encima, aflojarme la bonita cantidad de 20 euracos (menos un 16 por ciento de IVA, todo hay que decirlo). El diario de marras se llamaba Soitu, no sé cómo diantres llegué a conocerlo, pero era algo nuevo, enteramente digital y totalmente alejado de los periódicos al uso. Le daban bastante cancha a las colaboraciones de los lectores, y si éstas llegaban a portada, pues como ya os he dicho, 20 euracos al canto. He ido publicando algunas cosillas (no demasiadas, teniendo en cuenta mi legendaria pereza) y he visto, no sin cierta sorpresa, que algunas de ellas subían a portada (con lo cual algunas botellitas de buen tintorro han caído a la salud de la persona que seleccionaba los artículos). Parecía que el año se iba arreglando, pero llegó el fatídico Octubre. Nueva operación, nuevo fiasco médico, me caen 43 tacazos del ala (que empiezan a pesar, qué cojones) y Soitu cierra. Se acabó ese cosquilleo que, tras currarme un artículo, me entraba por el cuerpo cuando le daba a la tecla "Enviar". Me decía: "éste es bueno, éste seguro que sube", y esperaba ansioso a ver si en la portada aparecía el título de mi artículo. Cuando esto sucedía, hombre, pues no os voy a decir que uno orgasmaba porque sería mentira, pero lo podría poner al nivel de ese primer trago de cerveza cuando estás ahogado y empapado en sudor en plena canícula, o ese sentarte en la taza del excusado (obviamente de tu propia casa, no hay nada más enojoso, por lo menos para un servidor, que cagar en casa ajena) con El Jueves en la mano y una moderada pero inaplazable urgencia física. ¿Y el pegote que me tiraba cuando me dirigía con mis eurillos a una de las deslumbrantes tentaciones que, en forma de tienda de vinos, florecen por este Penedés de mis amores? "Me voy a comprar tintorro, que me han pagado unos artículos..." ¡Toma ya, chaval! Eso sí que es subir como la espuma. Desde el 4º premio del Concurso de Redacciones de la Coca-Cola no me sentía tan bien después de escribir algo, y de eso hace más de 30 años. En fin, que se acabó. Vuelvo a mi viejo blog con el rabo entre las piernas. Y ahora pienso en esa vieja coletilla de "tengo una noticia buena y una mala" que ha dado pie a algunos chistes realmente buenos. ¿Lo peor de no poder publicar en Soitu? Pues lo dicho, perder ese subidón literario-adrenalínico que produce someter un texto tuyo para que alguien considere si lo publica o no, la experiencia de intentar elaborar mis artículos de la forma más profesional posible, algo de lo que pudiera estár orgulloso, subiera o no a portada, y qué cojones, lo que ya he dicho, tener la satisfacción de que un tipo que a duras penas se atreve a cambiar una bombilla y se asombra de que la luz se encienda al pulsar el interruptor, se haya podido ganar cuatro chavos haciendo una de las pocas cosas en las que, más o menos, se defiende, esto es, escribiendo. ¿Lo mejor de volver aquí? Bueno, pues que puedo volver a ser yo, soltando lo primero que se me viene a la cabeza, perdiendo pudor a la hora de escribir, quitándome de encima esa inevitable autocensura que tú mismo te impones cuando sabes que alguien más te va a leer (no como en este blog, probablemente uno de los menos visitados en la historia de la Blogosfera). Podré volver a mis chistes privados, a mis exabruptos irracionales, a mi incorrección política, a mis fobias y filias radicales, a mis querencias y odios, a la plasmación escrita de mi trastorno bipolar, en definitiva, a cierta actitud "punk" a la hora de escribir. Cuando escribes algo en un medio profesional, aunque sea una mera "colaboración del lector" se produce una curiosa combinación entre la autocensura que mencionaba antes y el ego personal, que a veces te lleva a eliminar alguna frase, o alguna palabra, por si piensan que soy gilipollas, o facha, o machista, o que definitivamente "se me ha ido la pinza", y a ver si por esta tontería que puedo cambiar por cualquier otra cosa más "suavecita" ni se van a acabar de leer el artículo. Bien, pues todo eso, a partir de ahora, ME LA SUDA COMPLETAMENTE.

Me quedo con la sensación de haber podido demostrar que puedo escribir algún artículo "apañao", documentándome "comme il faut" (y no solamente tirando de Google o Wikipedia, como algún insidioso/a me ha reprochado) y repasando una y otra vez lo escrito (que alguna colleja merecida me he llevado, por ejemplo por publicar un artículo sobre lo mal que escriben los profesionales de los medios de comunicación... y meter yo mismo alguna que otra cagada ortográfica o gramatical) y pulsando a la teclilla de enviar con la sensación de haberles endilgado a los de Soitu algo, como diría mi madre, "en condiciones".

A partir de ahora, pues nada, a lo de siempre, a mis libros, a mis peliculillas, a mis ídolos incomprendidos (le debo una, don Luis) y a mis chorradicas que, a lo sumo, leerá algún amigo (eso es amistad y lo demás son tonterías) o algún despistado que pase por aquí y, tras leer algún post dedicado a la desaparición de los donuts sin envoltorio, o a las películas de zombis, o al trash-pop, o al Trastorno Obsesivo Compulsivo (alguno de mis próximos y apasionantes temas) salga corriendo despavorido.

Nada más, chavales, aquí estoy de nuevo. Lo de Soitu ha estado bien, pero como le escuché a alguien decir una noche que los Dwarves se marcaron un concierto de 2o minutos, "ha sido más corto que una paja sin ganas". Seguiré con atención a algunos de los que han escrito por allí y perderé de vista con alivio a algunos otros, todo hay que decirlo. Por mi parte, vuelvo a mi viejo cubil de "La Muerte Pelá". Ahora toca limpiar un poco, adecentar el chiringuito, volver a colojar los cojines en su lugar, ponerse cómodo... y a seguir con el tema.

Como dijo el amiguete Tarradellas: "Ja sóc aquí!"

4 comentarios:

  1. Escribir en soitu también ha servido para que algunos te conozcamos y te sigamos ahora aquí. Y lo siento si yo soy uno de los que estabas deseando perder de vista pero ya te he agregado a mi lector de feeds. Me vas a tener que soportar por aquí de vez en cuando (y sí, creo que yo fui uno de los que te corregí en aquel artículo, jeje). Saludos!!!!

    ResponderEliminar
  2. Hombre, George, es un verdadero placer verte por mi viejo blog, jajaja. No, no eres de las personas que estaba deseando "perder de vista". Ahora que el tema Soitu ha fenecido, tengo que reconocer que tus artículos han sido un acicate para mejorar los míos. Siempre he examinado tus artículos "con lupa" y me han parecido, en general, muy buenos, chapeau. Y las correcciones siempre han sido con criterio, por lo que no tengo nada que objetar, al contrario, agradecerte que en alguna de las "batallitas" en las que me he enfrascado hayas salido en mi defensa, o por lo menos hayas aportado cosas que enriquecían el debate, no tonterías o banalidades. Ha sido un placer leerte, igual que ha sido una tortura leer a algunos de los colaboradores, que lejos de usar las herramientas de Soitu para hacer algo nuevo se han limitado a copiar los peores "tics" y frasecillas rimbombantes de la prensa deportiva más chabacana. La verdad es que me ponía de los nervios leer esa retahíla de frases hechas, tópicos y coletillas. Tenía que autocensurarme para no ser demasiado ofensivo en los comentarios. Como dijo Jorge Martínez, "nos cortan las alas con un cuchillo que se llama educación", jejeje. En fin, que ha sido un placer leerte. Sé bienvenido a mi chiringuito particular, intentaré ir actualizándolo a menudo, leches, a ver si ahora que consigo un lector se me va a ir, jajaja. Me gustaría saber si tienes pensado publicar en algún sitio, me gustaría también poder seguir leyéndote. Un saludo.

    Por cierto, ya sé que suena muy superficial, pero me pregunto que pasará con los pagos pendientes de los colaboradores. En su momento no me pareció oportuno abordar el tema, pero ahora me pregunto si esos pagos los afronta BBVA o el staff de Soitu. Si es el segundo caso, no pienso reclamar nada, pero si es el banco de marras el que se hace cargo del tema, pues entonces me lo pienso. Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Hank 66, siguiendo la senda desde Soitu, aquí estamos ...
    La verdad es que fui en la distancia un seguidor tuyo ... claro, y por supuesto, del gran George.
    Estuve en Cochabamba el día de la capilla ardiente, y estuvo bien poner cara a Guillermo, Sofía, Borja y otros ... pero eché de menos poner cara a algunos de los nuestros.
    Podría firmar casi coma por coma tu artículo ( el gusanillo cuando das a la tecla "enviar", la alegría al ser portada, hasta lo de los 43!!)
    Después de la Eurocopa, el día a día y la vida off line me hizo escribir poco, salvo temas muy concretos pero ahora al morirse ... me ha dado cuenta cuanto voy a echar de menos a Soitu y a algunos de vuestros textos.
    Seguiré entrando por aquí para mi dosis de Hank66. por supuesto agradecería encontrar a George Best en algún blog ( quizás WeddingPresent.blogspot :)

    ... e intentaré actualizar algo más mi blog o definitivamente lo cerraré ...y acometeré otra aventura ... pero seguiré escribiendo

    ResponderEliminar
  4. Ufff, 2 comentarios a un post de "La Muerte Pelá". Creo que este blog no lo va a resistir, no está preparado para eso, jajaja, a ver si va a estallar el PC. En fin, muchas gracias, compañero, le acabo de echar un vistazo a tu perfil y veo que compartimos bastantes gustos musicales, literarios y cinematográficos... ¿también lo de los 43?. Se agradece tu buena opinión sobre mis articulillos, al final Soitu me va a dejar algo más que la experiencia y algunos (pocos) eurillos para financiarme mis tintorros, jajaja. No sé cuánto durarán mis buenos propósitos, pero espero actualizar mi blog más a menudo y superar de una vez por todas mi sempinterna pereza y mi pánico a la hoja (o cuadro de texto) en blanco. Espero que nos sigamos leyendo, conociendo y aprendiendo unos de otros. Quién sabe, igual en un futuro podemos montar un Soitu entre antiguos colaboradores, jajaja, no estaría mal. En fin, un saludo, y hasta pronto.

    ResponderEliminar