Páginas vistas en total

26 de mayo de 2008

ROMA. LA NOVELA DE LA ANTIGUA ROMA. ¿QUIÉN MUCHO ABARCA, POCO APRIETA?

Bueno, amiguetes, hénos aquí de Pravia dispuestos a soltar otra parrafada a mis inexistentes lectores. Claro que la culpa es mía, porque este blog podría ser calificado como "blog frutal", dado que se actualiza "de uvas a peras" (jajajajaja, qué chiste, ¿eh, amigos?). En fin, amiguitos, hoy vamos a hablar del tochazo del amigo Steven Saylor, "Roma. Una historia de la Antigua Roma". Por cierto, chavales, un cotilleo, resulta que el amigo antes escribía novelas eróticas de temática homosexual bajo el pseudónimo Aaron Travis. Ya decía yo que en sus novelas siempre acaban poniendo a algún tierno efebo mirando para Pamplona... Bueno, vamos a dejar el cotilleo. Resulta que el amigo Saylor es el autor de la serie de novelas históricas llamadas "Roma Sub Rosa" (sin cachondeo, que os conozco) en las que Gordiano el Sabueso, una especie de investigador privado de la época republicana romana, husmea tanto en barrios bajos como en lujosas mansiones de Roma buscando la solución a diversos casos criminales. Un servidor ha leído ya unos cuantos y son de lo más entretenido. Uno acaba cogiéndole cariño al amigo Gordiano, un extraordinario caso de hombre honesto en la Antigua Roma, y a su extraña familia de hijos adoptados y esclavos libertos. El hombre controla bastante el tema histórico romano, salvo algunas metidas de gamba que uno no sabe si son fruto de una mala traducción o simplemente de un despiste del autor (un hombre a caballo que avistara Roma en tiempos de Cicerón jamás podría haberse erguido sobre los estribos, porque en aquella época los estribos no existían, y menos comerse un plato de pasta, amiguete). Bien los libros, con sus altibajos, hay algunos con una trama un poco dispersa, pero héte aquí que ahora el hombre intenta nada más y nada menos que una historia novelada de la historia de Roma desde su misteriosa fundación hasta el asesinato de César, el fin de la República y el advenimiento del Imperio bajo Octavio Augusto. Hombre, teniendo en cuenta que para explicar unos 100 años de la República Colleen McCullough emplea unas 5000 páginas, pues parece que el hombre, en 684 páginas, pretende abarcar demasiado (de ahí el ingenioso título que he puesto a esta obra maestra de las entradas de blog). Evidentemente, si lo vemos bajo el prisma de un apasionado de la Historia de Roma, pues puede ser así. Vamos, que en 700 años pasaron bastantes cosas como para merendárselas de esa manera, aunque sea en 684 páginas. Los acontecimientos se suceden vertiginosamente, los personajes apenas están esbozados, y cuando les tomas cariño la espichan rápidamente, a Cartago se la merienda en unas cuantas páginas, vamos, todo muy rápido y superficial. Pero si la novela la trinca un profano con ganas de hacerse una idea sobre la historia de los primeros 700 años de mi amada Roma, pues puede hacerse una idea muy aproximada sobre cómo transcurrieron. El autor se sirve de dos familias de patricios, los Poticio y los Pinario, y de un amuleto, un fascinum, una especie de amuleto en forma de falo (esas risitas...) que los Pinario se transmiten de generación en generación, para establecer un hilo narrativo que nos lleva por guerras, sublevaciones, asesinatos, luchas políticas, en fin, toda la mandanguita que desembocó en el "hasta aquí hemos llegado" de Augusto. Por lo que respecta a los orígenes de Roma, el autor desmitifica a todo trapo, a veces con una alegría digna de mejores causas, y se adhiere a la corriente que identifica a la Lupa Romana, la loba que amamantó a Rómuno y a Remo, con una prostituta (toma ya). De hecho, en latín "lupa" significaba tanto "loba" como "puta", de ahí la palabra "lupanar" (si es que estoy que me salgo, señores, estoy que me salgo). Por cierto, me pregunto cómo leches se ha acabado designando así a las lentes para leer, mejor dejémoslo correr. De hecho, por lo que respecta a los primeros tiempos de Roma, may cienes y cienes de explicaciones, la de Steven Saylor es tan buena como cualquier otra, no hay que olvidar que estamos ante una novela histórica. A mí me ha gustado, como entretenimiento no está mal, dado que, como ya hemos dicho, pasa muy superficialmente sobre acontecimientos cruciales en la historia de la ciudad. Nada que ver, por supuesto, con la monumental y minuciosa obra de la amiga McCullough, pero sin lugar a dudas satisfará al curioso que se acerque por primera vez a la historia de la Roma Republicana. Ahí queda eso. Más abajo, una bonita foto de la portada del libraco, datos técnicos y un virtual ósculo en vuestros sonrosaditos mofletes. ¡Hasta más ver!

Editorial La Esfera de los Libros
Páginas: 684
Precio aproximado: 24 euracos del ala

2 comentarios:

  1. Hola Andrés, me da mucho gusto conocerte! y poder felicitarte de paso por tan increíbles cuentos que has escrito!.
    "El Tunel" lo copié de Letras Perdidas, hace algún tiempo,(lo mismo que "Rompeme,mátame" que tambien está publicado).

    Bien, vos dirás si quedan o no en mi blog, como viste tienen tu autoría, pero si es tu deseo que no sigan allí, no problems y son retirados de inmediato!

    Nuevamente es un placer conocerte! si deseas responderme a mi mail, es:
    espiritusdelanoche@gmail.com

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. tus inexistentes lectores volvemos a Roma contigo!!!
    lujos de poder releer, un placer! besos!

    ResponderEliminar