Páginas vistas en total

27 de febrero de 2007

¡Compre Revital!


Trabajo de noche. Cuando acabo, a las seis de la mañana, conduzco mi coche durante unos 6 kilometros para llegar al pueblo donde vivo, Sant Quintí de Mediona, y hace ya varios meses que no puedo evitar sintonizar la COPE. Ese trayecto, para mí, ya está indisolublemente unido a las diatribas del amigo Fede Jiménez Losantos. El hombre despotrica como un descosido contra el gobierno, el PSOE, el Grupo Prisa, Polanco, Zapatero y todos los que él considera enemigos de España y su sacrosanta unidad. La verdad es que el tipo es ingenioso, por lo menos se le nota una cultura y un dominio del vocabulario importante, y se maneja bastante bien por los terrenos del sarcasmo y la ironía. A un servidor, a estas alturas, el tema banderas, unidad y demás mandangas se la suda bastante, pero me hace gracia escuchar al amigo Fede, autoerigido en firme baluarte del ultraliberalismo, escupir veneno día tras día (bueno, el colega parece que se monta él solito el cuadrante, porque se come todos los puentes y festivos habidos y por haber, momentos en los que le sustituye una pedorra que quiere y no puede, mala hasta decir basta) desde la simpática cadena episcopal. Creo que tengo la oculta esperanza de asistir uno de estos días a una apoplejía en directo de Fede, como la de un emperador romano que la espichó a raíz de un monumental mosqueo con unos embajadores, ahora no recuero el nombre, ni del emperador ni de los embajadores. Pero, aparte de las largadas del amigo Fede, que ocuparían varios cientos de blogs, me llaman la atención los anuncios que trufan a intervalos regulares las tormentosas andanadas verbales marca de la casa. Anuncios rancios, como corresponden al carácter conservador y religioso de la cadena de marras. Mantelerías de la Cartuja, mantones de manila, cuberterías, sucedáneos de café para jiñar regularmente, vamos, un muestrario que parece sacado de los viejos programas de Elena Francis. Pero hay uno que se está radiando desde hace unas semanas con el que estoy alucinando. Se trata del Revital, unas ampollas para ponerse fuerte, uno de esos frasquitos con jalea real, ginseng, y todo tipo de productos pretendidamente estimulantes que, creo, solamente estimulan la cuenta corriente del fabricante. Nada que objetar al producto, pero lo que me llama la atención es el anunciante. Nada más y nada menos que, ¡¡¡Jimmy Giménez-Arnau!!! Sí, señor, con un par. Ahí está el hombre, quizás una de las personas que menos palos al agua ha dado en su puta vida, anunciando un producto que, según él, le revitaliza cuando está cansado del trabajo. Será cabrón, el tío. Un elemento que ha vivido de braguetazos, púas y colaboraciones en programas del corazón, un personaje que ha tenido su jeta y su matrimonio con una nieta de Franco como principales valedores, anunciando un producto contra la fatiga. Y dice el tío que le va bien. Según él, "Palabra de Jimmy Giménez-Arnau", arrastrando la r de Arnau de manera chulesca. Quizás lo que le va bien al colega, aparte del Revital (que dudo que tome, claro) son las sopotocientasmil clenchas de farlopa que se debe meter cada día, el muy cabrón (aquí, pelín de envidia, para qué vamos a engañarnos). Y si no se las mete (la edad no perdona) supongo que le debe durar el efecto de las que se ha metido. A este elemento lo detuvieron en 1994 por posesión de farlopa, y ahora aquí lo tenemos, campando a sus anchas por reality-shows de medio pelo y anunciando productos estimulantes. ¡Ah, qué vida ésta! De todas maneras, al colega le redime su paso por la Máquina de la Verdad (la antigua, la de Tele 5) a la que se llevó unas gafas con luces con las que se choteó de la máquina, del polígrafo y de su puta madre de paso. En fin, que voy a comprarme unas ampollas de Revital.

2 comentarios:

  1. ¿Sabés donde se le puede escuchar?.Soy más de Carlos Herrera,pero le he perdido la pista.Saludos

    ResponderEliminar
  2. ¿A Jimmy Giménez o a Federico Jiménez Losantos? La verdad es que yo también les he perdido la pista, hace tiempo que no trabajo de noche (bueno, ni de día tampoco), y tampoco tengo la sensación de perderme nada, jajaja. Gracias por leer el post, un saludo.

    ResponderEliminar