Páginas vistas en total

19 de enero de 2011

Cama vacía

No se estaba tan mal, sólo en la habitación del hospital. Sin ruidos ni ronquidos que me perturbaran. Hasta esta noche. La mirada me despertó. Una vieja encorvada y de mirada maligna fijaba sus ojos en mí, con la boca muy abierta. Giré la vista hacia la cama de al lado y vi un bulto que se removía inquieto bajo las sábanas. Temblé de miedo y me tapé la cabeza. Por la mañana se fueron, la vieja y el hombre en silla de ruedas, mirando mi cama asustados. Un alivio. Los vivos son tan molestos...

1 comentario:

  1. Oleeeeeee!! bien me gusta que me vas sorprendiendo cada día con cosas nuevas, se nota que estas mejorando desde que empezaste el taller de escritura.Al final me voy a hacer fan tuya :D.

    ResponderEliminar