Páginas vistas en total

2 de junio de 2006

Cinderella Man

Bueno, parece que me estoy haciendo viejo, lenta pero inexorablemente me voy cansando de todo el cine basura que me he tragado en tantos años, ahora que ya no dispongo de tanto tiempo ya no me apetece tanto tragarme el enésimo desperdicio de celuloide perpetrado por el inútil de turno. Me voy a dar un descanso, sobre todo después de ver la puta basura de "La plaga", un refrito sin la más mínima imaginación de tantas y tantas películas de "posesiones de seres humanos por bichos venidos del espacio exterior". Aliens, invasores de ultracuerpos, babosas asesinas que se introducen por la boca, todo tan visto y tan trillado que solamente mueve al bostezo y al hastío. Todo salpicado con un presunto humor que hace desear patear los cojones del director y el guionista hasta la extenuación. En fin, que me tomo un respiro durante una temporada y a ver cine "serio" (esteee, bueno, quizás después de ver "Santo contra las momias de Guanajuato").

¡Ah, las pelis de boxeadores! ¡Qué gran material han proporcionado al mundo del cine! Desde "Rocky", "Toro Salvaje", "Yo hice a Roque III" (con Esteso y Pajares, que por cierto vuelven por sus fueros con "El Código Aparinci"), "Million Dollar Baby", etc. Me ha gustado mucho "Cinderella Man", con Russell Crowe y Renée Zellweger (seguro que lo he escrito mal), sobre todo la primer parte, la que relata la vida del prota en plena Depresión Americana. Joder, que me he emocionado y todo. Russel Crowe está inmenso, y hasta "Morritos Calientes" Zellweger da el pego como abnegada esposa. Aunque el tono de la peli decae un poco a partir de la reaparición del que te dije (no quiero destripar más) alcanzando esa moralinilla tipo Capra que tan peligrosa es en manos de según quien, con el típico curita simpa rezando con sus feligreses por la victoria del amigo Gladiator, un servidor le da un notable. Y nada más, chavales, ¡¡a verla, hombre, a verla! Y no, no, la Zellweger no enseña nada, una lástima, pero va más tapada que la mujer del ministro de Moralidad de los talibanes. Otra vez será, amiguetes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario